Jueves. 23.11.2017

UNA BUENA ELECCIÓN ES CLAVE

Pasos para buscar y encontrar el local adecuado para tu negocio

Encontrar el local idóneo para montar un negocio es una de las decisiones más trascendentales para quienes optan por establecerse por cuenta propia. Es todo un trabajo previo que hay que tomarse con calma, pues de la elección depende, en buena medida, la futura viabilidad del negocio emprendido.

Pasos para buscar y encontrar el local adecuado para tu negocio

Existen multitud de consejos sobre el particular. Los más prácticos los ofrecen los expertos norteamericanos, dotados de un amplio sentido comercial. Salvando algunas especifidades de su país, las recomendaciones generales son igualmente válidas para el emprendedor español.

El local de la actividad económica puede ser un espacio comercial o una oficina. En este último caso, hay otros criterios y el recorrido no suele ser tan exhaustivo. Lo costoso en tiempo (y paciencia) es encontrar un local comercial, para lo cual se aconseja seguir los pasos siguientes:

-Definir muy bien qué tipo de negocio se pretende montar. Hay productos como ropa, calzado, joyas y, en general, todos los relacionados con el arreglo personal, que necesitan un recorrido exhaustivo para su ubicación. Se aconseja buscar en calle principales, con mucho tránsito de peatones que admiren el escaparate y se sientan impulsados a entrar. Y, aunque parezca un contrasentido, estar rodeados de negocios de la competencia no es baladí. Otra cosa es si el negocio es del tipo que los norteamericanos llaman “tiendas de destino”, aquéllas que no se curiosean sino a las que el consumidor va directamente por los servicios que ofrecen: talleres de reparación como, por ejemplo, un guarnicionero, productos del hogar, estancos, farmacias, etcétera. Estos negocios requieren un buen local pero no son tan exigentes a la hora de la ubicación como los anteriores. Por último, se encuentran los negocios de proximidad, los que en España conocemos como “los del barrio”, de toda la vida. 

Sin embargo, para todos los casos hay que seguir tres consejos básicos: “patear” bien la zona elegida, volviendo varias veces si es necesario, tanto a pie como en coche, para analizar el tráfico, el transporte o la visibilidad; buscar todo tipo de información sobre el edificio elegido, sobre todo si se halla en el centro de una ciudad donde abundan los protegidos; y estudiar con detenimiento las condiciones interiores, empezando por el aforo máximo de público. 

Hay un tipo de negocio, el de hostelería, que requiere todo esto y más y que constituye un tema aparte.

-Elaborar un plan de negocio para saber a ciencia cierta si la actividad puede soportar la financiación del local, tanto si este va a ser de alquiler o va a ser comprado. Volviendo a los consejos que nos llegan de Estados Unidos, pero aplicables en nuestro país, los porcentajes adecuados de la financiación del local con respecto a los ingresos de la actividad son: entre un 6% y un 10% si el negocio es de barrio; entre un 15% y un 17% como máximo si la actividad se encuentra en un vía principal; y un 20% si el local está ubicado en un centro comercial, pues estos espacios ofrecen la ventaja de tener público casi asegurado pero la desventaja de que son más caros.

-Acudir a un experto inmobiliario. Como en muchos otros aspectos de la puesta en marcha de un negocio, ponerse en manos de un asesor profesional es esencial. El coste que pueden suponer los servicios de una inmobiliaria al principio de la actividad compensan por la calidad de la elección que la mayoría de las veces ofrecen.

-Tener siempre presente que la ubicación del local es básica para la marcha de un negocio. No dejarse llevar por modas, gustos personales, consejos de amigos o caprichos es una regla de oro. Son incontables los casos de fracasos por no haber elegido bien dos cosas: ubicación y tipo de local. De nada sirve montar un negocio soñado en una calle soñada si los potenciales clientes no la frecuentan.

-Una recomendación muy norteamericana, que puede ser opcional, es realizar un estudio de marketing previo del local: público potencial de la zona, nivel socioeconómico de la misma, competencia cercana… En España existen consultoras a las que se puede acudir para ello, pero hay que pensar que eso representa un gasto inicial más.

-Una opción más a la española es informarse de la disponibilidad de locales comerciales de las bolsas de los bancos. La crisis económica dejó en manos de las entidades financieras una enorme cantidad de inmuebles impagados que todavía siguen saliendo al mercado y con importantes descuentos. En la misma línea, funciona la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), institución dedicada a vender o alquilar activos inmobiliarios “tóxicos” de los que los bancos y antiguas cajas de ahorro se han desprendieron.

Pasos para buscar y encontrar el local adecuado para tu negocio