Jueves. 14.12.2017

ELIMINAR EL AIRE DEL CIRCUITO

La purga de radiadores en tu negocio: ¿cómo hacerlo?

Imagen de un profesional realizando una purga.
Imagen de un profesional realizando una purga.

Si has encendido la calefacción en tu oficina y no calienta la estancia como el año pasado, puede que sea el momento de purgar los radiadores.

La purga de radiadores en tu negocio: ¿cómo hacerlo?

Este año al termómetro le ha costado un poco más de tiempo que el mercurio marque temperaturas bajas, pero por fin el frío ha hecho su aparición. En menos de una semana, los hogares y las estancias de trabajo han tenido que encender la calefacción. Un gesto habitual en esta época del año, pero que en ocasiones no logra el efecto esperado por falta de un sencillo mantenimiento.

Si se han puesto en marcha todos los radiadores y aún la estancia sigue fría, no es porque el aparato esté estropeado, ni porque la temperatura no sea la correcta o porque algo no vaya bien con la caldera, es porque antes de encender la calefacción hay que hacer una purga en todos los calefactores de la oficina.

La razón por la que los radiadores no funcionan de forma correcta es porque durante su inactividad han acumulado aire y éste impide la circulación del agua y que se emita el calor de la forma correcta. Se trata de un proceso que puede realizar uno mismo y en el cual no es necesario la asistencia de un técnico. Desde Baxi, compañía de referencia en sistemas de climatización, recomiendan seguir tanto en el hogar como en la oficina los siguientes pasos para purgar los radiadores:

  1. Comprobar los radiadores: es necesario encender la calefacción para ver si esta funciona o no, para ello pasamos la mano por encima del radiador y si observamos que la parte de arriba del aparato está más fría que la de abajo, es que es necesario hacer el purgado.
  2. El radiador más cercano a la caldera: para no perderse y asegurarse de que la purga se realiza correctamente en todos los radiadores, es aconsejable empezar por el más cercano a la caldera y seguir el flujo del agua, sacando el aire de los siguientes.
  3. Un recipiente a mano: antes de seguir con el proceso asegúrate de tener un recipiente cerca, porque a lo largo del proceso se producen pequeñas fugas de agua, que habrá que recoger.
  4. Encontrar el tornillo de purga: a un lado del calefactor encontraremos un tornillo de purga. Colocando un recipiente bajo el pitorrillo y con ayuda de un destornillador, afloja suavemente el tornillo y deja que salga todo el aire hasta que empiece a manar un chorro homogéneo de agua.
  5. Cerrar la llave: cuando el flujo de agua sea constante, cierra el tornillo.
  6. Validar la presión en la caldera: muchas veces, tras el purgado, hay que rellenar el circuito de calefacción porque puede que haya perdido presión a cusa del purgado de la instalación. Hay que confirmar que la presión del circuito está entre 1 y 1,5 bares. Si no fuera así, con el grifo de llenado hay que introducir agua hasta alcanzar el nivel indicado.

Es importante seguir este proceso en todos los radiadores de la estancia para que la purga sea eficiente. Si hay dudas, consulta el vídeo que aparece abajo, en el que el cómico y actor, José Corbacho, en colaboración con Baxi, enseña cómo se realiza esta operación.

La purga de radiadores en tu negocio: ¿cómo hacerlo?