Jueves. 23.11.2017

Cómo​ ​elegir​ ​los​ ​mejores​ ​alimentos​ ​para​ ​aumentar​ ​tu​ ​rendimiento​ ​laboral

Cuando pensamos en los factores que contribuyen a nuestro desempeño laboral, rara vez prestamos atención a los alimentos. Para aquellos de nosotros que luchamos por estar al tanto de los correos electrónicos, las reuniones y los plazos, la comida no es más​ ​que​ ​un​ ​simple​ ​combustible. 

 

Cómo​ ​elegir​ ​los​ ​mejores​ ​alimentos​ ​para​ ​aumentar​ ​tu​ ​rendimiento​ ​laboral

Sin embargo, los alimentos que comemos nos afectan más de lo que creemos: la comida tiene un impacto directo en nuestro rendimiento cognitivo, por lo que una mala decisión​ ​a​ ​la​ ​hora​ ​del​ ​almuerzo​ ​puede​ ​hacer descarrilar​ ​una​ ​tarde​ ​completa. 

¿Por​ ​qué​ ​sucede​ ​esto?  Casi todo lo que comemos es convertido por nuestro organismo en glucosa, que proporciona la energía que nuestro cerebro necesita para mantenerse alerta. Cuando nos estamos quedando sin glucosa, nos cuesta mantenernos concentrados y nuestra atención​ ​se​ ​desvía.​ ​Esto​ ​explica​ ​por​ ​qué​ ​es​ ​difícil​ ​concentrarse​ ​con​ ​el​ ​estómago​ ​vacío. 

Ahora bien, no todos los alimentos son procesados ​​por nuestro cuerpo al mismo ritmo. Algunos alimentos como la pasta, el pan, los cereales y los refrescos liberan su glucosa rápidamente, lo que provoca un estallido de energía seguido de una depresión. Otros, como las comidas con alto contenido de grasas, proporcionan una energía más sostenida pero requieren, a su vez, que nuestro sistema digestivo trabaje más, reduciendo​ ​los​ ​niveles​ ​de​ ​oxígeno​ ​al​ ​cerebro​ ​y​ ​volviéndonos​ ​atontados. 

 Según los ​nutricionistas consultados por la plataforma ​StarOfService​, hay algunas  estrategias de alimentación que nos ayudarán a mantenernos productivos a lo largo de la​ ​jornada​ ​laboral: 

 1-. ​Decide​ ​qué​ ​comer​ ​antes​ ​de​ ​tener​ ​hambre

Cuando el cuerpo siente hambre, comienza a sentir una predilección especial por las comidas ricas en sal y grasas, de manera que si planeas lo que vas a comer antes de sentir​ ​hambre​ ​es​ ​más​ ​probable​ ​que​ ​te​ ​inclines​ ​por​ ​una​ ​alternativa​ ​más​ ​sana. Diversos estudios indican que las frutas y verduras contienen nutrientes vitales que fomentan la producción de dopamina, un neurotransmisor que desempeña un papel clave en la experiencia de la curiosidad, la motivación y el compromiso. También proporcionan antioxidantes que minimizan la inflamación corporal, mejoran la memoria y​ ​mejoran​ ​el​ ​estado​ ​de​ ​ánimo. 

2-. No​ ​pases​ ​muchas​ ​horas​ ​​seguidas​ ​sin​ ​comer

Los picos y las caídas de azúcar en la sangre son malos para la productividad y perjudiciales para el cerebro. Lo ideal es no dejar pasar muchas horas entre el desayuno y la comida, o introducir un refrigerio en el medio para ayudar a mantener a la​ ​glucosa​ ​sanguínea​ ​a​ ​niveles​ ​promedio.  

3-. Coloca​ ​snacks​ ​saludables​ ​sobre​ ​tu​ ​escritorio​ ​o​ ​lugar​ ​de​ ​trabajo

Opta por frutas, frutos secos, barras de proteína o palitos de verduras como apio o zanahoria. Estos te ayudarán a paliar el hambre o la ansiedad sin representar una ingesta​ ​calórica​ ​capaz​ ​de​ ​influir​ ​negativamente​ ​en​ ​tu​ ​rendimiento​ ​intelectual.  

Si realmente quieres alcanzar tu mejor desempeño en tu lugar de trabajo, es esencial que tomes decisiones inteligentes sobre los alimentos. ¿Por qué no comenzar hoy mismo?

Cómo​ ​elegir​ ​los​ ​mejores​ ​alimentos​ ​para​ ​aumentar​ ​tu​ ​rendimiento​ ​laboral