Jueves. 23.11.2017

GUÍA DEL INCIBE

Consejos para identificar correos electrónicos peligrosos o fraudulentos

El correo electrónico se ha convertido en la herramienta de comunicación por excelencia y eso lo convierte en un campo abonado para los ciberdelincuentes. Con el fin de ayudar a ciudadanos y profesionales, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), ha hecho pública una infografía en la que, de manera muy sencilla, se ofrecen consejos para saber cuándo se recibe un correo fraudulento.

Consejos para identificar correos electrónicos peligrosos o fraudulentos

La OSI explica que “muchos de los correos fraudulentos presentan una serie de características que, aunque de forma individual no garantizan nada, cuando se combinan podemos estar casi al cien por cien seguros de que se trata de un correo con intenciones dañinas como, por ejemplo, infectarnos con un ransomware (programa que restringe el acceso a determinados archivos y datos para pedir luego una cantidad al afectado para volver a acceder a ellos)”.

En primer lugar, se describen los objetivos que persiguen los ciberdelincuentes al enviar correos maliciosos:

-Instalar malware (programas maliciosos) para: formar parte de una botnet o red de robots informáticos con los que se controlan los servidores de forma remota; secuestrar el equipo ransomware; obtener información personal 'troyano' (software dañino que parece inofensivo pero que en realidad otorga al atacante del sistema acceso remoto al sistema).

-Robar información personal para suplantar la identidad del atacado o para fines publicitarios.

-Robar dinero. El objetivo de la mayoría de los correos fraudulentos es obtener datos bancarios del usuario.

Detección

La OSI relaciona los tipos de correos electrónicos que se pueden detectar como fraudulentos:

-Documentos adjuntos comprimidos o ejecutables.

-Mala redacción, como si estuviera hecha por traductores automáticos.

-Enlaces falseados que apuntan a otra dirección a la que indica el texto.

-Se solicita excesiva información personal para un asunto que no lo requiere.

-Comunicaciones genéricas e impersonales, en las que raras veces se indica el nombre del destinatario.

-Encontrado el amor: habitualmente chicas que sin previo contacto quieren conocer al usuario y que a los pocos mensajes se han enamorado locamente.

-Ofertas para trabajar en el extranjero con un gran sueldo. Las direcciones de correo generalmente son de servicios gratuitos como gmail.

-Préstamos a un interés muy bajo. En éstos, las direcciones de correo también son de servicios gratuitos.

-Remitentes desconocidos que sin previa comunicación por otro medio se ponen en contacto.

Ante la recepción de cualquiera de estos correos, lo que hay que hacer es muy fácil: tirarlos a la papelera sin abrir.

incibe emails foto

Consejos para identificar correos electrónicos peligrosos o fraudulentos