Sábado. 25.11.2017
Autónomos y Emprendedor

Pese a las nuevas tecnologías, crece el pago con tarjeta

Pago con tarjeta
Pago con tarjeta

En España hay más tarjetas que personas, un medio de pago que ha experimentado un crecimiento del 3,7% respecto al cierre del año anterior

Pese a las nuevas tecnologías, crece el pago con tarjeta

Las nuevas tecnologías están presentes ya en todos los aspectos de la vida de las personas. Como era de prever, el sector bancario no iba a resistir tampoco al impacto de los medios digitales. En este ámbito, el proceso de digitalización va encaminado hacia la posibilidad de ofrecer al cliente justo aquello que demanda, para conseguir de esta manera su fidelización en la empresa.

A lo largo de los últimos tiempos se ha podido observar un despegue impresionante en el desarrollo de los servicios bancarios online. Hoy en día los usuarios tienen la posibilidad de realizar, vía internet, gran cantidad de operaciones que antes les obligaba a desplazarse hacia una oficina de su entidad.

Pago con tarjeta

El uso de las tarjetas de débito o crédito no decae: sigue creciendo

Una de las novedades más exitosas en este ámbito ha sido la posibilidad de pagar a través del móvil, una opción especialmente utilizada por parte de los clientes más jóvenes. No obstante, esta tendencia no ha logrado en absoluto sustituir el uso de la tarjeta de débito o de crédito convencional. Lejos de esto, su utilización continúa creciendo.

En este sentido cabe destacar que el Banco de España contabilizó, al concluir el primer semestre de este año, un total de 77,24 millones entre crédito y débito, concretamente 50,85 millones en el primer caso y 26,40 millones en el segundo.

Esto significa que en España hay más tarjetas que personas, un medio de pago que ha experimentado un crecimiento del 3,7% respecto al cierre del año anterior, y un 10% con respecto a 2006, justo un año antes de que comenzase a notarse la crisis económica.

Pagamos más con tarjeta que con dinero

Por otro lado, los cobros hechos a través de este medio han sobrepasado ya a las retiradas de efectivos a través de los cajeros. En el mes de junio se había registrado un total de compras en ventas con tarjeta por valor de 63.839 millones de euros, frente a los 58.500 millones de euros que se emitieron directamente en las entidades a través de las máquinas expendedoras.

Los datos anteriores se explican por ejemplo a través de las comisiones aplicadas por algunas entidades a la hora de retirar dinero en cajeros ajenos. De la misma manera, un estudio al respecto ha revelado que las tarjetas constituyen uno de los grandes aliados para aquellos españoles que precisan de un extra económico para poder llegar a fin de mes.

Tarjetas de débito y tarjetas de crédito, las mejores aliadas para pagar sin remordimientos

Además de lo anterior, una importante consultora especializada en gestión de precios ha señalado tres razones que explicarían el hecho de que las personas tiendan a comprar, pagar y gastar más dinero cuando dan uso a las tarjetas de crédito.

De esas razones, la primera sería que el pago pasa más desapercibido cuando se utilizan las tarjetas que cuando se maneja dinero en metálico. La segunda consistiría en que el límite es más amplio que cuando se utiliza el dinero directamente en billetes o monedas. Finalmente se ha señalado a que el pago en efectivo proporciona una sensación instantánea de separación y pérdida de efectivo, algo que no se dejaría sentir cuando se utilizan las tarjetas. 

Pese a las nuevas tecnologías, crece el pago con tarjeta