Lunes. 11.12.2017

GUIÑO AL PSOE

El Gobierno negocia una subida del salario mínimo en torno al 3%

Entraría en vigor en enero e implicaría la subida de las bases de cotización de los autónomos societarios.

El Gobierno negocia una subida del salario mínimo en torno al 3%

Fin de año, campanadas y subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Según ha podido saber Diario AyE por fuentes cercanas al ministerio de Empleo, el Gobierno planea aprobar el Real Decreto que incrementará el SMI la última semana del año.

De cerrarse en los términos actuales, “la revisión será de 3%”, han avanzado a Diario AyE fuentes de la patronal que han tenido acceso al último borrador del acuerdo de negociación. Así, quienes estén en esta franja salarial pasarán a percibir a partir del 1 de enero una nómina mensual de 728,85 euros, esto es 21,23 euros más que actualmente. 

Por su parte fuentes de los sindicatos han insistido en que la cifra que se les ha trasladado es del 2,80%, con lo que la subida sería de 19,81 euros.

En cualquiera de los casos, el SMI para 2018 será bastante superior al IPC (Índice de Precios al Consumo), que cerró el mes de noviembre con un positivo del 1,6%.

En otro orden de cosas y al igual que ya ocurrió el año pasado, cuando aumentó el 8%, hasta 9.906,40 euros anuales (707,60 euros/mes), se “hace un guiño” al partido socialista. El objetivo, sumar los votos suficientes para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para el año próximo, según han explicado las mismas fuentes de Empleo.

Sube la cuota de los autónomos societarios

Si bien los trabajadores del Régimen General tendrán un billete más en su bolsillo el próximo año, quienes salen perdiendo una vez más son el millón de autónomos societarios y de aquellos que hayan empleado a 10 o más trabajadores a lo largo del año anterior. La subida de sus bases de cotización -cuya mínima se ha de corresponder con la de los trabajadores del grupo 1 del Régimen General- está vinculada al incremento del SMI. Es decir, de producirse la subida del 3% a partir de enero, la base inferior pasará de los 1.152,90 euros a 1.187,49. Así, la cuota que tendrán que abonar a la Seguridad Social cada mes será de 353,87 euros (10,29 euros por encima de la actual).

Ya el año pasado este colectivo padeció los efectos de “la cuota número trece”, es decir, una subida de más de 20 euros mensuales. Esto llevo a las distintas asociaciones de autónomos a poner encima de la mesa de Gobierno y grupos políticos la petición de desvincular la revisión de las bases de cotización de los autónomos societarios y empleadores del Salario Mínimo Interprofesional y pasar a negociarla con el colectivo en la Mesa del Trabajo Autónomo.

La propuesta no ha sido descartada. De hecho, la Ley de Reformas Urgentes para el Trabajo Autónomo recoge que esta cuestión se debatirá bajo el marco de la Subcomisión para la Reforma del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) que, recientemente anunciaba que alargará sus trabajos hasta pasado el próximo verano.

Divergencias

Cada año el Ejecutivo está obligado a revisar la cuantía mínima de retribución que percibirán los trabajadores -sin distinción alguna- por cada jornada legal de trabajo. Para ello, y además de la trastienda de intereses políticos, se tienen en cuenta diversos factores tales como la evolución de los precios (IPC) o el índice de productividad media a nivel nacional.

El porcentaje de subida debe consultarse previamente con patronal y sindicatos y así “consta en en la última orden de negociación con los agentes sociales”, según han detallado desde Empleo. Si bien desde la patronal insisten en que por las manos de Juan Rosell han pasado varios borradores, en UGT (Unión General de Trabajadores) niegan haber mantenido contacto alguno con el Gobierno, no así que no dispongan de documentos o propuestas al respecto. “Un año más todavía no nos han consultado”, se lamenta Gonzalo Pino, secretario de Política Sindical de la central, quien señala que “de no convocarse la preceptiva reunión, sería el segundo año consecutivo que el Gobierno decidiese unilateralmente cuál será la mejora del SMI”. 

 Asimismo, Pino explica que de cerrarse entre el 2,80% y 3% antes referido, se quedaría a mitad de camino: "Lo lógico es que estuviera cerca del 6% para así cumplir, en 2020 lo establecido por la Carta Social Europea, es decir, que la nómina mínima de los asalariados sea el 60% del salario medio neto nacional". O lo que es lo mismo, “aproximarlo progresivamente” a 1.000 euros. “En caso contrario estaremos lejos de que los trabajadores recuperen la pérdidas de poder adquisitivo de los años de crisis, así como de la equiparación salarial con el resto de países de la Unión Europea”, ha apostillado el portavoz de UGT.

El Gobierno negocia una subida del salario mínimo en torno al 3%