autonomosyemprendedor.elespanol.com

Entrevista Jorge Morán, director general de Avalmadrid

“Nuestro valor añadido es entender bien lo que necesitan los autónomos”

“Nuestro valor añadido es entender bien lo que necesitan los autónomos”
Ampliar

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Autónomos, emprendedores y pymes son tres líneas estratégicas para la SGR madrileña que el pasado año respaldó 1.700 operaciones a estos colectivos por un importe superior a los 86 millones de euros.

Pocos pueden imaginar que bajo su traje de raya diplomática se esconde un corredor con una marca récord. Poco más de tres minutos por kilómetro. Precisamente son el esfuerzo y la superación de los corredores de fondo dos de los valores que, desde junio de 2016, viene inculcando Jorge Morán a Avalmadrid. El director general de la SGR (Sociedad de Garantía Recíproca) madrileña insiste en que las 1.700 operaciones que garantizaron el pasado año -en su mayoría a pymes- se sostienen sobre tres sólidos pilares: escuchar para saber lo que pasa en la calle, la transformación digital y la calidad crediticia. En los poco más de 8 meses que lleva en el cargo, Morán no deja de sorprenderse “hemos visto proyectos magníficos que ni siquiera sabían lo buenos que eran”.

En un reciente informe de Cesgar, se apunta a una caída 12 puntos en el porcentaje de pymes que obtuvieron financiación en 2016, ¿se ha vuelto a cerrar el grifo de la financiación para la economía real?

Antes que nada, quiero aclarar que el informe al que se refiere es muy sólido. No obstante, se refiere a datos a nivel nacional. En el caso de Madrid, es la región que más crece y estamos ante una situación en la que hay sobreabundancia de liquidez por los tipos negativos. Las entidades financieras miran cada vez más a pymes y autónomos porque son el segmento más rentable.

¿Qué destacaría del balance a cierre de 2016?

Firmamos 1.700 operaciones a 1.149 empresas. De estas, 700 correspondieron a sociedades con un importe en financiación superior a los 57 millones y 448 a autónomos, colectivo al que facilitamos 29 millones.

Muy significativo fue el papel que Avalmadrid jugó para los emprendedores, a los que facilitamos un total de 576 operaciones por un importe superior a los 35 millones, contribuyendo así a la creación de 1.386 puestos de trabajo.

¿Hay un cambio de tendencia en cuanto al tipo de productos que requieren los autónomos, emprendedores y pymes?

Poco a poco, pero si, sin lugar a dudas. De esas 1.700 operaciones que se solicitaron el pasado año algo más de la mitad iban destinadas a inversión, mientras que de circulante sólo se firmaron 226. Por otra parte, y en cuanto a la distribución por sectores, es importante destacar las 317 operaciones dentro del sector de la industria y las 197 del transporte, que tienen un peso del 18% y 10% sobre el total.

Es decir, el viraje a un nuevo modelo productivo está empezando a ser una realidad

No me atrevería a decir tanto. Las diferencias son mínimas con respecto al año anterior, aunque de continuarse con esta tendencia podrían ser la punta del iceberg. Lo que sí demuestran estos datos son dos cuestiones capitales para el crecimiento de la economía española: que hay abundancia de liquidez en el mercado y la propia readaptación de las pymes y los autónomos, que optan por ser cada vez más competitivos. Dicho esto, comercio y servicios siguen siendo los sectores más potentes, donde hemos apoyado cerca de 1.200 operaciones.

Tenemos apetito de operaciones de innovación

Continuando con los cambios, ¿hay un mayor interés por la innovación?

Si. El pasado año facilitamos 10 millones de euros a proyectos innovadores. Quiero resaltar que, además de que los proyectos tienen cada vez mayor calidad, estas operaciones son las que más empleo están creando, en concreto hemos ayudado a no destruir y crear más de 1600 puestos de trabajo. El objetivo es llegar a los 16 millones de euros este año. Tenemos apetito por las operaciones de innovación.

¿Y por la internacionalización?

Indudablemente. Las operaciones no sólo no han parado, sino que están creciendo muchísimo. Y del más de centenar de operaciones que se formalizaron entre 2009 y 2016 a través de la línea de internacionalización, por valor de 32 millones de euros, fueron con pymes. Dicho esto, el gran reto para la internacionalización es la falta de tamaño de las pequeñas y medianas empresas españolas frente a las de los países de nuestro entorno.

Algunos grupos han propuesto que se desarrollen medidas específicas que garanticen la financiación a autónomos, pymes y emprendedores, ¿qué aspectos considera que se deberían reforzar para hacer más sencillo el acceso al crédito?

Las grandes empresas y los autónomos y las pymes son colectivos completamente independientes, diferentes y singulares. En la medida que exista una legislación o regulación que permita que estos colectivos se desarrollen, ¡bienvenido sea! Por otro lado, todo lo que sea incorporar a las SGR como un agente necesario para facilitar el acceso a la financiación a autónomos y pymes, bendecido y apoyado por nuestra parte.

¿Qué papel juegan las SGR en la financiación para autónomos y emprendedores?

Venimos de una situación en la que estos tres colectivos han tenido dificultades de acceso a la financiación de forma recurrente. Como SGR nosotros cubrimos ese fallo del mercado. Asimismo, ayudamos a multiplicar las posibilidades de financiación que ofrece el sistema, per se, para el colectivo de los autónomos, ya que tenemos mayor capacidad de análisis que los bancos. Somos capaces de identificar qué proyectos tienen viabilidad económica y eso, en emprendimiento y autónomos, es clave. Después lo garantizamos y colaboramos con las entidades financieras en la financiación. De otra manera no se podrían financiar.

Sin embargo, la gente no lo conoce…

Tenemos que seguir haciendo un esfuerzo. Estamos desarrollando iniciativas que van en la buena dirección, pero debemos seguir haciendo un esfuerzo y hacer entender que las SGR somos un agente necesario para el sistema. Para que los autónomos y pymes puedan financiarse y así consolidar y mejorar su posición dentro del modelo productivo.

¿Qué peso tienen los autónomos en la estrategia de Avalmadrid?

Son nuestro ADN desde hace treinta años. Nacimos para apoyar el desarrollo de los colectivos de emprendedores, autónomos y PYMES. Los tres son los pilares de la economía real, la que más ha sufrido la crisis, y desde Avalmadrid estamos trabajando para seguir facilitando su crecimiento y consolidación. Dicho esto, y en el caso concreto de los autónomos, para nosotros es un tema absolutamente capilar. No olvidemos que es este colectivo el que genera el mayor número de empleos en el país, lo que les convierte en nuestra razón de ser.

Los bancos miran cada vez más a pymes y autónomos porque son el segmento más rentable

¿Cuál es la hoja de ruta de Avalmadrid para los autónomos?

Contamos con tres líneas específicas para autónomos, emprendedores y pymes, que insisto, son estratégicas. A finales de enero firmamos con la Comunidad de Madrid dos líneas, la primera dotada con dos millones para nuevos autónomos y la segunda con un millón para entidades ligadas a la economía social (cooperativas, sociedades laborales, etc). En relación a las pymes, su elenco es muy amplio y los productos se centran más en inversión e innovación.

¿Habrá más líneas como la que a finales de enero se firmó con la Comunidad de Madrid para el impulso del autoempleo?

No depende de nosotros. Nuestras líneas requieren de dotaciones de los socios protectores. Dicho esto, siempre estamos apoyando las líneas que se nos plantean.

¿Cuáles son los aspectos más valorados a la hora de conceder un aval?

La experiencia -contesta rotundo-. Y, por supuesto, la idea. El proyecto tiene sentido si tiene experiencia. Por otra parte, somos flexibles con quienes queremos incorporar al mercado laboral bien porque sean emprendedores bien porque tengan dificultades de acceso o permanencia. En este caso valoramos la idoneidad más que el dinero.

¿Qué ha de tener un proyecto para ser financiado?

Aunque pueda parecerlo a priori, nuestros requisitos no son muy restrictivos. Son los mínimos de acceso que pide cualquier entidad financiera (estar en el ámbito de la Comunidad de Madrid, no tener fondos propios negativos o pérdidas recurrentes, estar al corriente de pago con Hacienda y Seguridad Social, etc…). Como le he dicho antes, lo que queremos saber es la idea que tiene el emprendedor y su experiencia. Por otra parte, solemos pedir una aportación económica inicial, ya que hay una relación muy directa entre quien pone dinero y el éxito del proyecto, simplemente porque se implica más.

¿Y qué me dice sobre el fracaso, tan estigmatizado en España y, por el contrario, tan valorado en Estados Unidos?

Tenemos muy en cuenta el comportamiento, si este es impecable a lo largo del tiempo tiene todo nuestro apoyo para la siguiente operación que nos solicite. Si el fracaso forma parte de la historia forma parte del proyecto. No rechazamos un proyecto porque se haya intentado antes y haya fracasado.

Y si fracasa una vez apoyado…

Buscamos la manera de cómo ayudarle y que salga adelante. Tenga en cuenta que de cada diez operaciones que el mercado nunca haría sin nuestra garantía, solo un tercio tiene viabilidad.

¿Cuáles son las principales carencias de los autónomos a la hora de pedir un crédito?

Les falta formación económico-financiera. Trasladar la idea a un plan de negocio. Tienen buenas ideas, tienen el impulso y sin embargo les suele faltar una estructura y la manera de posicionar el negocio. Hemos visto proyectos magníficos que ni siquiera sabían lo buenos que eran.

Ahora que se habla tanto de diálogo social, ¿en base a qué criterios diseñan las líneas para autónomos y emprendedores?; ¿tienen en cuenta la opinión de las asociaciones?

No podemos diseñar nuestras líneas sin ellos. Queremos captar lo que se necesita en la calle y para eso es imprescindible contar con su opinión. Tenemos nuestras puertas abiertas para escucharles. Nuestro valor añadido es, precisamente, entender bien lo que necesitan los autónomos y las pymes. Por ello vemos con ojos de largo plazo.

¿Hay mucha morosidad entre los autónomos?

No son un colectivo especialmente incumplidor. Asimismo, en el caso de los autónomos consolidados hay muy poco impago.

¿Qué relación hay entre Avalmadrid y el Ayuntamiento de Manuela Carmena?

Estamos encantados de poder colaborar con todas las instituciones y vamos a buscar puntos de desarrollo con todas y cada una de ellas. El Ayuntamiento de Madrid está entre esas instituciones. Somos una sociedad profesional con criterios profesionales y no vamos a renunciar a ellos.