autonomosyemprendedor.elespanol.com

Informe de SGR-CESGAR

Malas noticias para las pymes: créditos más difíciles y menos dinero para avales públicos

Malas noticias para las pymes: créditos más difíciles y menos dinero para avales públicos
Ampliar

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

A pesar de la recuperación de la economía, las pymes no paran de recibir malas noticias. A las dificultades crecientes que encuentran para acceder a financiación de las entidades bancarias se suma la reducción de la aportación presupuestaria estatal a la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA), que agrupa a 20 sociedades de garantía.

“Reclamamos que el Estado asuma la importancia de dotar de garantías a las pequeñas y medianas empresas para que salgan adelante y creen empleo”, ha declarado el presidente de CESGAR, José Rolando Álvarez Valbuena, en la presentación del IV Informe sobre “Financiación de la Pyme en España”.

Álvarez detecta, precisamente, “un ligero empeoramiento en el acceso de las pymes a la financiación con respecto al año anterior (periodo de marzo de 2016 a marzo de 2017), por una mayor petición de garantías (al solicitante) y el aumento de los costes asociados a la misma”. La obtención de crédito se refleja en el potencial de creación de empleo recogido: unas 138.000 pymes aseguran que crearían 564.000 puestos de trabajo en los próximos tres años si tuvieran financiación.

A ello se añade que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017 incluye un recorte del 60% de la partida destinada a la empresa CESGAR, dependiente del Ministerio de Economía, respecto al año pasado. “Pasar de 40 millones a los 15 millones de este año en el sistema público de garantías va a terminar por afectar a nuestra solvencia y, con ello, al tejido empresarial del país constituido mayoritariamente por pymes”, ha señalado el presidente. Y ha añadido: “El Gobierno tiene que tener en cuenta que cada euro público destinado al sistema de garantías supone 40 euros para financiar una pyme”.

Por el momento, y pese a haberse reunido con todos los grupos parlamentarios para explicarles su función y sus problemas y pese a tener como interlocutor de primer orden a la Dirección General de la Pyme, la posibilidad de “arañar” más presupuesto parece lejana. “Lo que nos tememos es que la tendencia de reducir las partidas se consolide, con lo que entonces sí que corremos el riesgo de perder nuestra solvencia, todavía a salvo”, explica José Rolando Álvarez Valbuena.

Dificultades de financiación

El informe de SGR-CESGAR presentado revela que el 55,7% de las pymes que han requerido de crédito (que han sido el 73,8% del total de pymes) han tenido dificultades para financiar sus proyectos. El principal obstáculo para el 33,6% de ellas ha sido la imposibilidad de aportar garantías, una de cada tres. E importante también es el porcentaje, 24,3% del total, de pymes que señalan el precio de la financiación como el peor problema.

Un dato revelador es que de las empresas que han acudido a entidades financieras, un 70,8% han conseguido crédito frente al 83,9% que lo consiguieron en marzo de 2016.

El presidente Álvarez Valbuena ha afirmado que la causa es que se ha recrudecido el problema de las dotaciones que deben realizar las entidades financieras. Por mandato del Banco Central Europeo (BCE), el sistema financiero debe aportar en la actualidad más requisitos de solvencia y de rating en las operaciones crediticias y esto repercute negativamente en la financiación de los más pequeños, las pymes. “Es un problema que afecta a toda Europa pero que en España se nota más debido a la cantidad de pymes existentes”.

Sectores más afectados

Según las conclusiones del informe, empresas innovadoras, exportadoras y emprendedores son los que menos créditos obtienen porque las primeras presentan más riesgos, las que exportan cobran más tarde que el resto y los emprendedores que empiezan no pueden presentar unos balances tan positivos como se requiere.

La situación, señala el texto, ha llevado a que “se ha reducido, de manera generalizada, el uso de productos financieros durante el último año”. La excepción es el crédito de proveedores, utilizado por el 38,1% de las pymes. Hay más protagonismo de los fondos propios para resolver necesidades de financiación (29,7% frente al 15,2% en marzo de 2016).

Un 20% de las empresas han recurrido alguna vez a una sociedad de garantía. El 73,2% reconoce que, con ello, tienen mejor acceso a la financiación bancaria. Y un 65,6%, que consiguen mayores importes.