autonomosyemprendedor.elespanol.com

Entrevista a José Rolando Álvarez, presidente de SGR - CESGAR (Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca)

“Los PGE aportan poco al problema de financiación que tienen autónomos y pymes”

José Rolando Álvarez, presidente de SGR -CESGAR
Ampliar
José Rolando Álvarez, presidente de SGR -CESGAR

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El 20% del crédito que facilitaron las Sociedades de Garantía el pasado año fueron a parar a manos de los emprendedores. Un dato que invita al optimismo. Cuánto más si se completa con que cada vez los proyectos se destinan más a la inversión, están más internacionalizados y son más innovadores.

Con voz calmada y serena. Sin pelos en la lengua pero con la elegancia que aporta el saber decir las cosas bien. Ésta es una de las señas de identidad de José Rolando Álvarez, presidente de SGR- CESGAR, que agrupa a las 19 Sociedades de Garantía a nivel nacional. Un empresario hecho a sí mismo que sabe lo que es levantar un pequeño negocio, el de sus padres, y convertirlo en una de las multinacionales de referencia en el sector de los Facitity Services. Presidente también de Grupo Norte, José Rolando Álvarez ha padecido las vicisitudes a las que se enfrenta cualquier autónomo, emprendedor y pyme cada día. La principal, la financiación

¿Cómo apoyan Sociedades de Garantía en la financiación de autónomos, emprendedores y pymes y a qué retos se enfrentan?

Queremos acercarnos más a los pequeños emprendedores que cada día ven como las condiciones de acceso al crédito empeoran por las exigencias del Banco Central Europeo. Por ello estamos trabajando en nuevas líneas para impulsar que el crédito llegue a quien verdaderamente lo necesita, que son los autónomos, los emprendedores y las pequeñas empresas. Otro de los retos es crecer de forma diferencial. El sistema nacional de garantías tiene una solvencia excelente, de más del 14%, y por tanto el objetivo es crecer haciendo que más emprendedores nos conozcan y utilicen nuestros servicios.

Habla de nuevas líneas, ¿prevén lanzar alguna de forma inmediata?

Le adelanto que este mes de abril vamos a lanzar un mismo producto para todas las SGR, que permitirá financiar hasta 100.000 euros y cuyo plazo máximo de aprobación será de 72 horas. Entre las ventajas que ofrece es que la tramitación será íntegramente digital, desde la solicitud hasta la aprobación.

¿Qué diferencia a una Sociedad de Garantía de una entidad financiera?

Primero, la cercanía. Segundo, no somos bancos y no tenemos ánimo de lucro. A diferencia de los bancos, nuestro primer objetivo es asesorar bien para que obtengan la financiación que necesitan, en los plazos que requieren. Muchos proyectos fracasan por estructurar mal los planes de financiación, y una de las principales labores de las Sociedades de Garantía es asesorarles bien para evitar un descalabro. Una vez hecho esto, les proporcionamos un aval para que puedan desarrollar su negocio. En definitiva, el objetivo de las Sociedades de Garantía es que las empresas crezcan, que se creen nuevos negocios. Si conseguimos esto España crecerá y se generará empleo. Estimamos que si no hubiera asimetrías en la financiación y las pequeñas y medianas empresas y tuvieran acceso a ella se podrían crear 350.000 nuevos puestos de trabajo.

“Si no hubiera asimetrías en la financiación de los autónomos y pymes se crearían 350.000 empleos”

El anterior informe de Cesgar, apuntaba una caída 12 puntos en el porcentaje de pymes que obtuvieron financiación en 2016, ¿qué esperan del que presentarán en pocos días?; ¿se recupera el flujo del crédito?

Lo normal es que la situación siga empeorando. Y no porque los bancos no quieran abrir el grifo de la financiación. No creo que los bancos sean culpables, sino que tienen un problema de regulación. Es ahí donde está el verdadero impedimento. La actividad de autónomos, pymes y emprendedores tienen balances muy pequeños en muchos casos, e incluso pérdidas acumuladas durante años. Según la normativa del BCE para poder financiarlas los bancos deben dotar el 100% del crédito que otorgan a este tipo de actividades y empresas.

Sin embargo, los datos de Banco de España no dicen lo mismo y hablan de crecimiento del crédito…

Efectivamente, el acceso al crédito en la economía real no para de mejorar. En torno al 10% según los últimos datos. Pero cuando hablamos de autónomos, microempresas y emprendedores la cosa cambia y las condiciones empeoran. Hay aproximadamente un millón de actividades económicas que no consiguen financiación porque no tienen garantías y su balance es muy justo. Hoy un banco no da un crédito de 30.000 euros a un emprendedor a no ser que tenga garantías de su familia, hipoteque un piso o un local comercial, dos avalistas… ¿qué vamos a hacer vamos a dejar sin crédito a un emprendedor que tenga una empresa viable? Dicho esto, es cierto que si hablamos de medianas empresas se da la circunstancia contraria y éste es ilimitado.

¿Se están tomando medidas desde Europa?

La financiación de las pymes es la tercera prioridad del plan Junker y se está inyectando dinero para ello. Hay que tener en cuenta que, aunque en España es más acuciante por el número de pymes con las que contamos, en todos los países europeos ocurre lo mismo.

¿Qué tipo de productos son los más solicitados por las pymes y los autónomos?; ¿se está produciendo un cambio de tendencia?

Aunque siguen predominando las refinanciaciones para circulante, se presentan cada vez más proyectos orientados a la inversión, lo que es un muy buen síntoma para la economía. Otro dato importante es que se reciben un mayor número de solicitudes para financiar proyectos internacionales de micropymes. En cuanto al volumen solicitado hablamos tan sólo de 20.000-30.000 euros para poner en marcha una idea.

A tenor de los proyectos que están respaldando, ¿son innovadores los autónomos y pymes españolas?

Es cierto que estamos percibiendo más demanda de financiación para los proyectos de innovación y desarrollo, pero aún es insuficiente. Tenemos que conseguir que las pequeñas empresas no tengan miedo por innovar a largo plazo, y esto sólo se puede hacer con el Sistema Nacional de Garantías, ninguna entidad financiera se lo va a dar.

“El crédito es la base de la inversión y la inversión la base del empleo. Sin crédito no hay empleo”

¿Cómo impulsar la innovación en España?; ¿qué labor se está haciendo desde la Administración?

Si queremos hablar de innovación, tenemos que ver cómo incluimos a las pymes en la innovación. Que crear no esté lleno de obstáculos. Por ello, hay que ser crítico con la Estrategia Nacional de Fomento de la Innovación. No se trata de aumentar el número y la cuantía de las subvenciones, sino de implantar nuevas exenciones fiscales, marcos regulatorios que faciliten la concesión de patentes, financiación a largo plazo, que todo el sistema educativo, desde las edades tempranas a las universidades, empiece a volcarse con el emprendimiento y las pymes… El problema es de foco. Hay que hacer mucha pedagogía, porque lamentablemente, las pequeñas empresas, que son las que generan el 70% del empleo en España, no innovan.

Según los varios informes, los jóvenes españoles (seis de cada diez) han pasado de ser funcionarios a querer emprender…

El 20% de las operaciones de 2016 son de nuevas empresas. Pero esto no tiene nada que ver con la Universidad, sino con la situación laboral con la que se van a encontrar una vez acaben la carrera. Está aumentando el emprendimiento en España, y eso es bueno, pero tampoco es la única solución. Hay que conseguir proyectos viables y para ello se necesita financiación.

Ahora que debaten las enmiendas a la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo y algunos partidos proponen mejoras para el acceso al crédito de autónomos y pymes, ¿por dónde deben ir los avances?

Abriendo a los autónomos las posibilidades de acceso a sistema de financiación alternativa. Un autónomo sin financiación no puede empezar. Hay que ser capaces de crear un sistema que con ayuda pública permita a los autónomos hacer algo tan sencillo como comprar una furgoneta. En la parte que toca a las Sociedades de Garantía he de decirle que estamos ante un fallo de mercado. Hay necesidades sociales que el mercado no cubre y deben de ser cubiertas con ayudas públicas, por eso el Sistema Nacional de Garantías necesita un reafianzamiento. Sin ello el sistema es inviable.

¿Hay colores políticos en la financiación?

No se puede hacer política con las necesidades de la gente. Lo que hay que hacer es cubrirlas y hacer justicia social. No se puede tener un millón de actividades sin acceso al crédito. El crédito es la base de la inversión y la inversión es la base del empleo. Sin crédito no hay empleo.

“No podemos tener una política que en vez de solucionar los problemas a la gente se los cree”

¿Cómo condiciona la inestabilidad política a la financiación de las pymes?

El año pasado se pararon las inversiones extranjeras y la inversión interna por no tener Gobierno. Y este año, a estas alturas, todavía no tenemos presupuestos, lo que es una gravísima dificultad para la economía de este país. ¿Cuántas inversiones públicas y privadas están paradas por falta de presupuesto? No podemos tener una política que en vez de solucionar los problemas a la gente se los cree. En España hay que hacer política para la gente que se levanta a las seis de la mañana para ir a trabajar.

Hablando del proyecto de PGE para 2017, ¿cómo lo valoran?

Aportan poco a lo que es uno de los grandes problemas de la economía, la falta de financiación de las pymes. De hecho, este año al Sistema Nacional de Garantía contará con una menor dotación.

¿Les han dado alguna explicación?

¿En España alguien no comprende que hay que apoyar a las pymes y todos aquellos organismos públicos que favorecen que puedan financiarse? No hablo sólo del ICO, sino también del Sistema Nacional de Garantías, del que forma parte la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA). Hay que apoyar la construcción de fondos independientes que permitan la financiación de la pyme con garantía SGR.

Junto a Cajamar acaban de poner en marcha una línea de 200 millones de euros para pymes agroalimentarias, ¿por qué el sector agroalimentario?

Porque, son los grandes olvidados de nuestro país. Además, debajo de la industria agroalimentaria está la propia industria primaria, los productores y las pequeñas industrias transformadoras. Éstos, tienen que financiar todo, las semillas, el gasoil, etc… y una vez conseguida la producción tienen que vender rápido para pagar a sus proveedores, lo que les resta capacidad de negociación y les hace que su participación en la cadena de valor sea muy chiquitita. La clave está en conseguir que su peso aumente. ¿Cómo? Impulsando la agrupación de los pequeños productores en cooperativas y mejorando su capacidad de financiación.

¿Qué otros sectores son prioritarios?

Autónomos y emprendedores. Los autónomos son los grandes olvidados. Son personas pegadas a su trabajo, que están a pie de calle, y la economía depende de ellos. Por otra parte, si queremos reducir el paro juvenil debemos darles acceso a la financiación sin necesidad de que tengan que hipotecar la pensión de sus padres. El Sistema Nacional de Garantía puede y debe financiar esos proyectos de 20.000 ó 30.000 euros y aportar periodos de carencia importantes, como ya hacemos. Tenemos jóvenes con ideas y proyectos viables y las Sociedades de Garantía, a través del asesoramiento, de los consejos para estructurar su negocio y del aval, debemos ser la puerta para que puedan llevarlas a cabo.

¿Qué ha de tener un proyecto para ser financiado?

Ha de ser un proyecto viable. Nada más. Es decir, que lo pongas encima de la mesa y se sostenga sólo, desde los más tradicionales a los más innovadores. Si es viable va a pagar. Por eso hay que asesorarle en la primera fase y hacerles entender que los proyectos han de aportar un valor diferencial al mercado.

¿Y qué me dice sobre el fracaso?

Una persona que fracasa en un proyecto no está inhabilitada para hacer otro. A las personas que fracasan deberíamos ponerle una plaza en el pueblo, porque lo han intentado. Por ello, hay que tomar como referencia en Estados Unidos donde te financian mejor si has fracasado cinco veces. Un fracaso forma parte del éxito. En el caso del Sistema Nacional de Garantías, el 90% de las operaciones que tienen algún problema son reestudiadas, la situación real, qué ha fallado, corregirlo y ampliar los plazos. En el caso de estas operaciones que se refinancian es importante destacar que en torno a nueve de cada diez tienen éxito.

¿Cuáles son las principales carencias de los autónomos a la hora de pedir un crédito?

La falta de formación financiera. Se saben su negocio, pero no saben construir un plan de negocio, estructuran muy mal su financiación…

¿Hay mucha morosidad entre los autónomos?

Las familias empresarias de este país pagan sus deudas. En un pequeño comercio si las ventas bajan los dueños se bajan sus sueldos, pero pagan sus facturas. Por lo tanto, la morosidad no es un problema de pequeños empresarios, sino que tiene que ver con otros sectores de la economía. En cuanto al sistema nacional de garantías tiene una tasa de morosidad normal, perfectamente asumible y financiable, y viene dada por la propia criba natural de la economía.