autonomosyemprendedor.elespanol.com

Negocios en internet

Los gigantes españoles del petfood quieren ampliar su cuota de ventas por internet
Los gigantes españoles del petfood quieren ampliar su cuota de ventas por internet

El filón de la comida para mascotas se extiende a la red

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El negocio de la comida para animales de compañía mueve en España más de 1.000 millones de euros al año, una nada desdeñable cifra que quieren aprovechar tiendas digitales como Miscota, Centro de Nutrición Canina, Petclic o Mundo Animal para competir contra las grandes del sector.

El comercio en la red no para de crecer y uno de los subsectores que va viento en popa es el de la venta de comida para mascotas. En total, offline y online genera más de 1.000 millones de euros al año. Son varias las tiendas digitales nuevas que quieren aprovechar el filón para competir con las grandes firmas y engrosar su negocio.

Los dos pure players españoles que han conseguido colocarse mejor son Miscota --con una cifra de negocio anual de 20 millones de euros-- y la franquicia Centro de Nutrición Canina --con 15 millones--. Bastante más lejos se encuentra una galaxia de pequeñas tiendas --Petclic, Mundo Animal, Animalear y Petsonic-- que tienen unas ventas que oscilan entre los 2 millones y 3 millones cada una de ellas y que, debido a su tamaño reducido, es más difícil que logren sobrevivir en un contexto de creciente competitividad empresarial.

Concentración del mercado online

Además del mundo virtual, la compra de comida para mascotas también crece en los canales tradicionales. Las dos mayores tiendas que venden fuera de la red son Kiwoko y Tiendanimal. La primera se prevé que roce los 100 millones de ingresos en 2017, mientras que la segunda, que empezó como e-commerce y migró para abrir tiendas físicas, tiene estimaciones de alcanzar los 70 millones. En el ámbito europeo, Zooplus es la que reina, con casi 1.000 millones de giro.

Ahora estos gigantes españoles del petfood quieren ampliar su cuota de ventas por internet. Precisamente Kiwoko ha fichado al responsable de Zooplus España y ha adquirido recientemente la web Animaclan. El 95% de la facturación de la cadena líder se realiza por medio de sus tiendas físicas. Por su parte, Tiendanimal tiene repartido el negocio de forma equitativa: 50% online y 50% offline.

La (posible) desaparición de los pequeños

El desembarco de las firmas internacionales en España, así como la consolidación de las grandes, pone en riesgo el futuro de las puntocom más pequeñas.

Crónica Global ha contactado con ellas para conocer su estrategia a medio y largo plazo. Petsonic tuvo unas ventas de 1,4 millones en 2015. Entre sus planes está abrir el catálogo a otras mascotas más allá de perros y gatos, y desembarcar en Italia este marzo. “Nos centramos en dar a conocer la marca y expandirla”, explica una responsable. Entre las pequeñas, es de las que tiene más opción de sobrevivir debido a su alianza con la franquicia Centro de Nutrición Canina.

Por su parte, Petclic cerró el ejercicio de 2015 con un negocio de 2,3 millones, pero las pérdidas consumieron todo el capital y las reservas. Este deterioro provocó que la sociedad entrara en causa de disolución, con un patrimonio neto negativo de 56.168 euros. Para salir del bache, los socios tendrán que realizar nuevas aportaciones de fondos. Petclic es una de las empresas que ha hecho la transición al offline, con la apertura de una tienda de 350 metros cuadrados.

Concentración del sector

Animalear facturó 1,3 millones en 2015. El consejero delegado de la compañía, Óscar Puig, sí prevé que se produzcan absorciones a medio plazo y también presagia “el cierre de las pequeñas”. Esta empresa barcelonesa ha cambiado el modelo de negocio hacia servicios de veterinaria. Ha introducido una aplicación de teléfonos móviles para la comunidad de personas que les gustan las mascotas.

Por último, Mundoanimal registra ventas de 2 millones. Ha sido imposible hablar con la empresa. Fuentes del sector aseguran que su volumen de negocio no decrecerá a corto plazo, pero se convertirá en un actor irrelevante en un mercado de más de 1.050 millones.

Teniendo en cuenta que es un sector que no para de crecer, la reorientación empresarial de las tiendas más humildes solo puede obedecer a la concentración del negocio por parte de las compañías más potentes. Los fondos de inversiones Miura y TA Associates ya se han interesado en las firmas más grandes del sector. Esta inyección de liquidez facilitará, con toda probabilidad, futuras concentraciones en las que solo algunas de las empresas españolas medianas y pequeñas mencionadas saldrán ganadoras. La suerte está echada.