autonomosyemprendedor.elespanol.com

Movimiento en auge

¿Vergüenza por un fracaso? Las sesiones Fuckup Nights ayudan a compartirlo con desenfado

Una sesión de Fuckup Nights celebrada recientemente en Zaragoza
Ampliar
Una sesión de Fuckup Nights celebrada recientemente en Zaragoza

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

En estas veladas nocturnas, emprendedores que han tenido errores en sus negocios exponen ante los asistentes sus casos con el fin de que se extraigan enseñanzas y se “desestigmatice” el hecho de fracasar.

Algo está cambiando en la mentalidad empresarial española. Algo tan arraigado como reconocer en público que se ha fracasado alguna, o varias veces, en la carrera de emprendedor. La prueba de ese cambio son las Fuckup Nights, las “noches de los fracasados”, que han llegado muy recientemente a España y que, en cada edición, van a más en participación de emprendedores y público.

¿En qué consiste este evento? Las Fuckup Nights son reuniones de tres horas de duración, celebradas siempre a última hora de la tarde, por la noche o en ocasiones de madrugada, en las que tres personas que han tenido fracasos y errores en los negocios que han emprendido exponen ante el público congregado qué les ha pasado, porqué creen que ocurrió, qué les ayudó a salir adelante, qué hicieron después del bache…en fin, todo lo que consideren que es pertinente y que pueda interesar sobre el asunto.

Las Fuckup Nights nacieron en Méjico D.F. en el año 2012, cuando unos emprendedores mejicanos decidieron que de los fracasos profesionales también había que aprender y que “había que crear un cambio” respecto a su consideración, desestigmatizarlos en suma. En España se conoce por la máxima “hacer de la necesidad virtud”. Idearon unas sesiones en las que contactan emprendedores, con errores y tropiezos a sus espaldas, y todas aquellas personas con interés y curiosidad. La iniciativa cuajó. Los “pendejos y sus pendejadas”, como les llaman en Méjico, interesan y cada edición superaba a la anterior. La tecnología ayudó a que el acontecimiento se expandiera fuera de Méjico y en la actualidad, casi un lustro después de su inicio, las Fuckup Nights tienen lugar en 150 ciudades de todo el mundo.

En España

También han llegado a España. Ciro Acedo, uno de los dos organizadores de la sesión más reciente que se celebró en Sevilla el pasado 9 de marzo, explica a AyE el funcionamiento de la misma. Dado el éxito de estas “noches del desastre”, los fundadores mejicanos han creado una empresa, una marca de las Fuckup Nights. “Cualquiera, en cualquier parte del mundo, que quiera organizar una velada en su ciudad, como ha sido nuestro caso, paga una pequeña cantidad, como un canon, a la marca que se encuentra en Ciudad de Méjico”, dice Acedo. La empresa mejicana, además de la marca, pone a disposición de los organizadores todo el material necesario para la promoción del evento, como fotos, posters y, lo más importante, un microsite en su página web (fuckupnights.com) para las informaciones y las inscripciones. Hay un microsite por ciudad.

Y a organizar el evento. Ciro Acedo señala que el formato de las reuniones es el mismo en todas las poblaciones. Las sesiones se realizan en espacios cedidos por asociaciones, locales de ocio o cualquier tipo de salones “pero no de celebración de congresos, ferias o conferencias oficiales al uso porque de lo que se trata es de que el ambiente sea desenfadado, nada académico”. En Sevilla, por ejemplo, tienen lugar en el local que les presta la asociación Arcadia Coworking. El horario, tarde, noche o madrugada, viene marcado por el deseo de que los asistentes estén cómodos, sin mirar el reloj para volver al trabajo o a sus ocupaciones. Siempre entre semana.

En cada Fuckup Nights participan tres emprendedores con una historia fracasada que contar, aunque según las normas también pueden ser cuatro. Éstos llegan a intervenir “porque se enteran por el boca a boca, porque lo leen en internet, porque conocen a algún organizador, en fin, llegan de muchas maneras”, informa Acedo.

"Me gustó la idea de compartir los errores y de hablar en voz alta de los desastres empresariales"

Los turnos de palabra de cada uno son de siete minutos (ni uno más ni uno menos) y pueden acompañar su intervención con imágenes, un máximo de 10. Tras la charla, hay preguntas por parte del público y después llega el momento de tomar algo. El organizador sevillano añade que “nosotros bebemos cervezas porque nos patrocina Cruzcampo para cubrir estos gastos”. Se forman corrillos, hay coloquios, se habla de todo un poco y hasta se establecen contactos profesionales”. Hay ocasiones en que de los fracasos salen “relaciones provechosas que pueden llevar al éxito, aquí ha sucedido”.

El propio Ciro Acedo ha tenido su fracaso empresarial y lo “ha rentabilizado” coorganizando las Fuckup Nights en su ciudad, que llevan ya dos ediciones en la capital hispalense y cuya periodicidad será de cuatro al año. “Yo me muevo en el mundo de las startups y los emprendedores. Como los que intervienen, también fracasé. Estando en Bruselas alguien me habló de las Fuckup Nights y enseguida me gustó la idea de compartir los errores y de hablar en voz alta de los desastres empresariales”.

Próximas citas en nuestro país

Este mes de marzo otras dos ciudades españolas van a organizar sus respectivas Fuckup Nights. El próximo día 23 se celebrará una de estas veladas en Valencia, en un local del Carrer del Music Peydró, 38. Seis días más tarde, el 29 de marzo, tendrá lugar otra sesión en Barcelona. En la página fuckupnights.com se relacionan detalladamente todas las sesiones, con direcciones y horarios, de las reuniones que van a tener lugar a corto plazo en cualquier parte del mundo.