Jueves. 17.08.2017

Los taxistas, en pie de guerra “contra las multinacionales y la desregulación”

Día reivindicativo para los taxistas de Madrid y Barcelona. La entrada de servicios de alquiler de vehículos con conductor (VTC) a través de Apps como Uber y Cabify y la desregulación que denuncian que se está llevando a cabo en el sector han provocado hoy paros en las dos capitales y manifestaciones de protesta.
Los taxistas, en pie de guerra “contra las multinacionales y la desregulación”

En Madrid, los taxistas han parado su actividad de 11 de la mañana a una de la tarde. Durante esas dos horas han realizado una manifestación que ha comenzado en la plaza de Colón y ha terminado frente a la sede del Ayuntamiento en la plaza de Cibeles. Acompañados por el buen tiempo, los manifestantes -más de 5.000 según los convocantes- han coreado consignas y han jaleado las intervenciones de los representantes de las cuatro asociaciones que han realizado la convocatoria. Un hecho muy resaltado en el acto ha sido que “por primera vez” las cuatro (Asociación Gremial del Taxi de Madrid, Federación Profesional del Taxi de Madrid, Asociación Madrileña del Taxi y Élite Taxi Madrid) están unidas y de acuerdo en las reivindicaciones.

En Barcelona, el paro ha comenzado a las 8,00 horas y terminará a las 20,00 horas. Según el Sindicato del Taxi de Catalunya (STAC), integrado hace muy pocos días en la asociación nacional Fedetaxi, el seguimiento de la huelga está siendo “prácticamente total”.

Por qué protestan

Los motivos que han llevado a los taxistas a estas movilizaciones se recogen en un manifiesto que los convocantes han hecho público durante el día de hoy. Éstos son los principales:

  • Son favorables a la regulación, “conscientes de que la desregulación es lo que ha llevado a esta crisis que padecemos”.
  • Están a favor de “la estructura económica del servicio del taxi basada en trabajadores autónomos, que ha demostrado durante décadas ser un modo sostenible y social de mantener un servicio público digno y de calidad sin coste para las entidades locales”.
  • Están en contra de que desaparezcan las tarifas reguladas “y que un taxi pueda cobrar lo que quiera o se multipliquen los precios del servicio hasta por diez en aquellos supuestos de gran demanda”.
  • Están en contra “de que se pierda un servicio público municipal con tarifas fijas para entregarlo en bandeja a las multinacionales”.
  • Están en contra de que el transporte público de viajeros “ahonde en su condición de sector refugio, donde cualquier conductor sin cualificación ni profesionalidad traslade a pasajeros”.
  • Están en contra de que “los trabajadores del transporte público de viajeros en vehículos de turismo pierdan sus derechos, sean sometidos a jornadas extenuantes y carezcan de futuro y coberturas”.
  • Quieren trasladar a la sociedad “que no todo vale para que un servicio sea más barato y menos que dicha baratura descanse sobre la elusión fiscal”.

Peticiones al Ayuntamiento

Al término de la manifestación, representantes de las asociaciones han registrado en el Ayuntamiento de Madrid un escrito dirigido a la alcaldesa Manuela Carmena en el que, entre otras cosas, echan en cara a su equipo que “haya privilegiado las relaciones con unas multinacionales que practican un modelo que se sostiene sobre la elusión fiscal y la precariedad”.

También acusan al Ayuntamiento de ofrecer “medidas precipitadas” a los taxistas madrileños y advierten que, de no producirse un cambio, “multinacionales y consistorio se van a encontrar enfrente con taxistas y ciudadanos concienciados (…) pues no podemos aceptar que desde nuestro Ayuntamiento se propicie una sustitución de nuestro servicio por otro privado encubriendo la expropiación sin justiprecio de nuestros activos”.

Por ello, se dirigen a Manuela Carmena “para proponerte que fomentes un escenario rectificativo de esta realidad negativa en la que estamos y trabajemos juntos por un modelo de servicio público del taxi”.

Los taxistas, en pie de guerra “contra las multinacionales y la desregulación”