Miércoles. 26.07.2017

El sector servicios emplea a ocho de cada diez menores de 25 años

En los tres últimos años la tasa de ocupación juvenil se ha recuperado en doce puntos, hasta el 57,1%. Los jóvenes con estudios superiores son los que más sencillo lo tienen a la hora de encontrar un empleo.

El sector servicios emplea a ocho de cada diez menores de 25 años

Luchar contra el paro juvenil ha sido y es uno de los retos marcados en negrita en la hoja de ruta del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Y en este sentido, los programas y actuaciones puestos en marcha por el departamento que dirige Fátima Báñez empiezan a dar sus frutos.

Pese a que a cierre de 2016 la tasa de paro juvenil se situaba todavía en el 42,6%, según un informe elaborado por Randstad a partir de los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa), la ocupación entre los menores de 25 años creció por tercer año consecutivo (3,3% en términos internanuales), alcanzando una tasa del 57,1%, o lo que es lo mismo 816.000 jóvenes empleados. Cifras que se encuentran a medio camino entre el máximo del 71% (1,69 millones) registrado en 2008 y del mínimo del 45,1% de 2013.

En términos de generación de empleo el sector servicios fue el más activo, concretamente ocho de cada diez nuevos puestos de trabajo para jóvenes se crearon en dicho sector, casi cinco puntos por encima de lo que representa en el total de ocupados. Así, el pasado año actividades como el comercio, la hostelería, el transporte, la educación, la sanidad, el turismo, etc… emplearon a más de 658.000 menores de 25 años.

La ocupación crece por tercer año consecutivo

Por detrás, se situaron industria con un 11,4% y 93.200 ocupados; agricultura y construcción con un peso del 4,9% y 3% respectivamente.

La importacia de la formación a la hora de encontrar un empleo es otra de las cuestiones que pone de relevancia el informe. Los colectivos con estudios superiores y educación secundaria han registrado sendos incrementos en los niveles de ocupación, hasta el 66% y el 55,4% cada uno. Sin embargo, en el caso de los que sólo cuentan con la formación básica, la tasa cae ocho puntos, al 38,3%.

Acuerdos de urgencia

España encabeza en la lista negra de los países de la Unión Europea con mayor tasa de desempleo entre los menores de 25 años. Con una tasa del 42,6% a cierre de 2016, el país ocupa la segunda posición en el ranking, sólo por detrás de Grecia (46,7%) y cuatro puntos por delante de Italia (38,6%). Datos preocupantes que tienen su reflejo en los ‘ninis’ veinteañeros. Un 22,2% en España, según Eurostat, y al mismo nivel que griegos e italianos.

Se prevé que el Parlamento Europeo apruebe en otoño los 400 millones de ampliación de la Garantía Juvenil

Precisamente, durante la LXIV Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales del pasado martes, Báñez, expuso la necesidad de acordar de forma “urgente” los objetivos estratégicos para el PAPE (Plan Anual de Política de Empleo) entre cuyos miras está la de mejorar la empleabilidad de este colectivo de menores de 30 años que ni estudian ni trabajan.

A este respecto, será en otoño cuando previsiblemente el Parlamento Europeo aprobará la transferencia a España de los aproximadamente 400 millones de euros de ampliación de la Garantía Juvenil. Cuantía que permitirá extender las actuaciones orientadas a la inserción de jóvenes en el mercado laboral, bien hasta 2020 o bien hasta que la tasa de paro entre quienes tienen menos de 30 años se reduzca al 20%. Hasta ahora España ha recibido 2.360 millones de euros del Fondo, lo que supone un 40% sobre el total de 6.000 millones de euros.

Más de 2.000 millones para PAE en 2017

Además de lo que toca al paro juvenil, también bajo el marco de la Conferencia, la titular de Empleo anunciaba que una vez se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, las comunidades autónomas recibirán un total de 2.018 millones de euros que se destinarán al desarrollo y puesta en marcha de las políticas activas de empleo. Cuantía que, con respecto al pasado ejercicio, supone un 12,7% más y cuyo reparto seguirá orientada a resultados, recordó Báñez.

Hasta que los PGE vean definitivamente la luz, el importe que se repartirán las autonomías será de 1.893,3 millones de euros, un 5% superior a la de 2016. Los 92,5 millones de euros que se suman a la partida serán asumidos por el SPEE (Servicio Público de Empleo Estatal). De éstos, 20,4 millones de euros deberán destinarse a financiar programas de formación profesional para el empleo y los otros 72,1 millones restantes a iniciativas para el fomento del empleo.

Por otra parte, el Pprograma de Acción Conjunto para la Mejora en la Atención a Parados de Larga Duración, se dotará con 129 millones de euros.

El sector servicios emplea a ocho de cada diez menores de 25 años