Jueves. 17.08.2017

EVOLUCIÓN DEL TRABAJO AUTÓNOMO EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Madrid ampliará en 1.500 euros la ayudas para poner en marcha un negocio

La medida entrará en vigor a la vuelta del verano y está orientada a financiar los gastos de inversión como la compra de ordenadores o la reforma de local.

Madrid ampliará en 1.500 euros la ayudas para poner en marcha un negocio

Tres veces más que la media nacional. Así ha crecido el número de autónomos en la Comunidad de Madrid el último año. Mientras que en España entre julio de 2016 y julio de 2017 el total de afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) aumentó a un ritmo del 0,78%, en la región que preside Cristina Cifuentes éste fue del 2,25%.

Incentivar el emprendimiento es la piedra filosofal que está detrás de que Madrid se haya convertido en la comunidad autónoma líder en la creación de empleo. Por ello, y de cara al próximo curso, el Ejecutivo madrileño ampliará en 1.500 euros las ayudas de 3.080 euros para la puesta en marcha de un negocio. Así lo ha anunciado esta mañana Miguel Ángel García Martín, viceconsejero de Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, durante la presentación del Balance de evolución del trabajo autónomo en la región.

La novedad está en que la extensión está orientada a financiar los gastos de inversión, como ordenadores, reforma de local, maquinaria, etc… siempre y cuando estén justificados y sean necesarios para el desarrollo del negocio. Con ello, la inyección de la que se beneficiarán los parados que se den de alta en el Régimen de Autónomos se eleva a 4.580 euros.

Además, abarcará un mayor espectro de beneficiarios, ya que también podrán solicitar la ayuda los socios de sociedades mercantiles y civiles, las comunidades de bienes, así como los socios de cooperativas de trabajo y sociedades laborales.

Extensión de la Tarifa Plana

La medida es un suma y sigue de las políticas de impulso del autoempleo del Gobierno de Cifuentes, que, en mayo de 2016 y adelantándose al Ejecutivo central, decidió ampliar la Tarifa Plana de 50 euros 12 meses por encima del periodo establecido en la ley estatal.

Desde que se puso en marcha hasta ahora, se han realizado 13.000 pagos anticipados -procedimiento de concesión que se emplea- que han permitido consolidar la actividad de 10.000 autónomos, quienes se han ahorrado en torno a 3.900 euros durante los 18 meses de vida de dicha bonificación. Precisamente este lunes, el Ministerio de Empleo ha publicado que son 165.494 los autónomos madrileños (casi el 14% del total nacional) que se han acogido a la tarifa plana estatal desde febrero de 2013, fecha en la que se aprobó la medida. De ellos, 56.461 son menores de 30 años.

Más allá de estas dos medidas estrella, otras iniciativas que se han puesto en marcha son el alquiler de locales a precios reducidos, los programas de aceleración de proyectos, el apoyo a las startups de base tecnológica o las actuaciones de formación, asesoramiento y tutorización.

Financiación y segunda oportunidad

Emprender es el primer eje. Tras ello llega la fase de la sostenibilidad, segundo de los tres de la Estrategia Madrid por el Empleo, que cuenta con una dotación de 58 millones de euros. Bajo este marco, la Comunidad de Madrid ha firmado dos convenios con Avalmadrid por importe de tres millones de euros que permitirán el acceso a financiación por valor 27 millones de euros a unos 400 proyectos de los autónomos y las pequeñas empresas de la región.

Tal y como ha destacado el viceconsejero, los trabajadores por cuenta propia “son capaces de generar empleo y riqueza para sí mismos y para otros”. Por ello, el Gobierno regional cuenta con un programa de incentivos a la contratación indefinida de 6.000 euros durante un año, que supone un ahorro del 40% en costes laborales.

Por otra parte, se han impulsado los contratos formativos bonificados con hasta 3.440 euros durante seis meses. Esta medida enlaza con el tercero de los ejes de la estrategia, la de favorecer el reemprendimiento y la segunda oportunidad.

A este respecto, García Martín se ha referido a la “necesidad de acercar la protección social del régimen general y del régimen de autónomos”. Independientemente de las limitaciones propias del marco competencial -la mayoría son estatales (cese de actividad, etc…)- las autonomías pueden diseñar actuaciones complementarias. En el caso de Madrid, los autónomos que han fracasado en su negocio y hayan agotado la prestación por cese de actividad tienen derecho a percibir una ayuda de 450 euros durante seis meses siempre y cuando se reciclen. Asimismo, en caso de que se lancen de nuevo a la aventura del emprendimiento, recibirán 200 euros al mes durante un año para hacer más llevadero el pago de las cuotas a la Seguridad Social.

A ello hay que añadir el arranque el próximo septiembre del programa Early Warnign o SOS Empresas, en colaboración con ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos). Este sistema de intervención temprana en fase piloto tiene como objetivo salvar de la quiebra a cerca de 700 autónomos y pymes, evitando la liquidación y las consecuencias económicas y personales que esto acarrea.

La conciliación es otro reto: “Nadie le puede decir a un autónomo a qué hora abrir o cerrar, pero sí podemos facilitar que pueda desarrollar su actividad”, afirmaba el viceconsejero. Así, la Comunidad está trabajando en instrumentos de ayuda para los autónomos que tengan hijos o personas dependientes a su cargo.

Diálogo y colaboración

Lo distendido de una rueda de prensa en pleno mes de agosto no ha impedido que un contundente Miguel Ángel García Martín afirmase que “es un error que las administraciones vayan cada una por su lado”. Así, el viceconsejero de la Comunidad de Madrid ha destacado que todas y cada una de las medidas que se han puesto en marcha en la región para impulsar el autoempleo “son y seguirán siendo compatibles con los planes estatales”. También ha insistido en que el diseño de las ayudas es “un diseño abierto. La Administración no es quien tiene que marcar los plazos”.

Por su parte, Elena Melgar, presidenta de ATA Madrid, ha puesto de relieve la importancia del diálogo y la colaboración que desde el Gobierno regional se ha tenido con las asociaciones de autónomos. “Madrid se ha abierto al diálogo a través de la Mesa del Trabajo Autónomo, que es donde se han generado medidas con sentido”. Y ha añadido que “cuando las iniciativas no son consensuadas con quienes conocemos lo que pasa en el día a día, éstas pueden no ser acertadas y entorpecer más que ayudar”.

Madrid ampliará en 1.500 euros la ayudas para poner en marcha un negocio