Miércoles. 20.09.2017

CRECIMIENTO EMPRESARIAL

Cámara de España quiere ‘hacer grandes’ a las pymes y los autónomos

José Luis Bonet, presidente de Cámara de España en el centro.
José Luis Bonet, presidente de Cámara de España en el centro.

La entidad cameral y Banco Santander crean la Comisión de Pymes con el objetivo de detectar las trabas e impulsar que las empresas ganen tamaño. 

Cámara de España quiere ‘hacer grandes’ a las pymes y los autónomos

Tanto el sector público como el sector privado se han propuesto acabar con la atrofia muscular de las pequeñas y medianas empresas españolas. Si bien a finales del mes julio el Ministerio de Economía presentará el Informe sobre tamaño de crecimiento empresarial, el viernes pasado Cámara de España y Banco Santander sellaban su alianza y daban por constituida la Comisión de Pymes.

El objetivo de la Comisión es detectar los puntos débiles a nivel regulatorio que dan al traste con las intenciones de quienes quieren crecer. Uno de los temas clave será el de impulsar la Ley de Garantía de Unidad de Mercado (LGUM) aprobada en 2013 y cuyo articulado no se ha llevado a efecto en toda su integridad y que incluso han generado controversias entre los Gobierno central y regional.

De hecho, a finales del mes de junio el Tribunal Constitucional daba pábulo a la demanda interpuesta por el Parlamento de Cataluña respecto a la injerencia de medidas como la ‘licencia única’ en las competencias regionales por el riesgo de dumping normativo”. Es decir, tras la declaración inconstitucional de los artículos 19 y 20 de la citada ley, quienes quieran abrir un negocio en varios puntos de la geografía española tendrán que repetir el periplo de trámites y gestiones diseñado a criterio de cada gobierno regional.  

Asimismo, y según reconoció el propio Mariano Rajoy, en una jornada sobre crecimiento empresarial organizada por Cámara de España, se habrían detectado 130 regulaciones que limitan que las empresas sean cada vez más grandes. Entre ellas algunas relativas a la falta de transparencia, estabilidad e incentivos en materia de la política fiscal.

A estos respectos los esfuerzos se centrarán en “reforzar la interlocución institucional”, tal y como explican desde la entidad cameral.  

Impulso a la internacionalización

La Comisión que será presidida por Olga Abad, directora del Área de Empresas de Banco Santander, nace con la vista puesta en cómo mejorar la competitividad del 92% del tejido empresarial, es decir, de los autónomos y las pymes.

Internacionalizarse es otra de las lanzaderas. Pese a que las cifras del sector exterior (las exportaciones hasta abril crecieron un 9,8% y fijaron un máximo histórico) corroboran que la internacionalización es ya algo estructural en la economía española, es necesario consolidar el ADN exportador entre las empresas más pequeñas y los autónomos. Cabe destacar que, según los últimos datos publicados por Economía, el número de pymes que vendieron a los mercados exteriores -entendiendo por tal las que lo hacen por importe inferior a 50.000 euros- hasta el mes de abril fue de 59.218, lo que supone un 1% más que en el mismo periodo del año pasado y suponen más del 74% sobre el total de exportadores.

Por otra parte, desde la Comisión se abordarán cuestiones como la digitalización, el impulso de la financiación desde el punto de las vías alternativas (capital riesgo, fondos, etc...) y la mejora del marco jurídico que facilite la sucesión en las empresas. Durante la sesión constitutiva, José Luis Bonet, presidente de la entidad cameral, afirmó que esta iniciativa demuestra “el firme compromiso de la Cámara de España con la necesidad de contribuir a reforzar el tejido empresarial de pymes de nuestro país. Mejorando sus capacidades e impulsando su crecimiento, su productividad y su competitividad”.

Aprender de la experiencia

El 60% del PIB de España se debe a la actividad de pymes y autónomos. En la actualidad el país cuenta con censo de 2.861.181 empresas, según las cifras del mes de mayo publicadas por la Dirección General de Industria y de la Pyme (DGPYME). De ellas, 1.316.917 millones son autónomos societarios sin asalariados y otras tantas (1.316.917) son pymes de entre uno y 249 trabajadores. A su vez, casi el 87% son micropymes de menos de nueve trabajadores. A nivel de empleo, son las responsables del 73% de las afiliaciones en Seguridad Social. Sin embargo, son un 20% menos productivas que las grandes empresas.

Detectar cuáles son las piedras en el camino que frenan la capacidad para ganar tamaño pasa por alimentarse de la experiencia. Por ello la Comisión de Pymes estará integrada por representantes de Gestamp, Matarromera, Grupo Fuertes, Mercadona, Freixenet, Ambar Telecomunicaciones o Salto Systems. Todas ellas referentes tanto por su capacidad para ganar tamaño como por ser referentes en su sector de actividad.

Cámara de España quiere ‘hacer grandes’ a las pymes y los autónomos